El cultivo del espacio de interioridad en tiempos de crisis 

Javier Sicilia

Javier Sicilia cree que las sociedades actuales han despojado al individuo de la interioridad, un territorio abierto y cultivado por todas las tradiciones espirituales. “Hoy, apremiados por el instante de las tecnologías, la pandemia, la violencia, la crisis económica y el encierro, es necesario no sólo revisitarla, sino volver a su cultivo”. Sobre estas reflexiones ahondó en esta conversación El cultivo del espacio de interioridad en tiempos de crisis.

Semblanza

Estudió Letras Francesas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Es poeta, novelista, ensayista y activista. Ha colaborado en diversas publicaciones como el periódico unomásuno, La Jornada y las revistas Proceso y Letras Libres. Ha sido fundador y director de las revistas Ixtus. Espíritu y Cultura y Conspiratio; también Director de Difusión Cultural, Secretario de Extensión Universitaria y Director de Comunicación de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). Es analista político en la revista Proceso, columnista en La Jornada Semanal del periódico La Jornada y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA).

A raíz del asesinato de su hijo Juan Francisco por bandas de las delincuencia organizada, fundó el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) que, además de dar voz a las víctimas de la violencia y sentar a los Poderes del Estado de cara a la nación, creó la Ley de Atención a Víctima.

En 2009 obtuvo el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes por su libro Tríptico del Desierto, en 2011 fue nombrado Persona del Año en la revista Time, como parte de la selección en reconocimiento a “The Protester” y en 2018 se le otorgó, junto al poeta y periodista Hermann Bellinghausen, el Reconocimiento Juan Gelman por su labor como poeta, periodista y defensor de los derechos humanos. Además de estos premios recibió en 1990 el Ariel por el mejor argumento original escrito para para la película Goitia, un dios para sí mismo; en 1993 el Premio Nacional de Literatura José Fuentes Mares por su novela El Bautista y, a lo largo de 2011 y 2012, ocho reconocimientos más, en México, Estados Unidos y Bolivia, por su labor en defensa de los derechos humanos.

Además del libro ganador del Premio Aguascalientes, escribió Vestigios, con el que concluyó su obra poética y siete textos más reunidos bajo el título general de La presencia desierta. Además de siete novelas, la última de las cuales, El deshabitado, es un testimonio de la experiencia que vivió a raíz del asesinato de su hijo y de la fundación del MPJD, asó como libros de ensayos y biografías, entre los que destacan Poesía y Espíritu, publicado por la UNAM, y Concepción Cabrera de Armida, la amante de Cristo, quien próximamente será beatificada.

 

Crédito del material audiovisual: Cultura en Directo.UNAM

Relacionados